Víctor y Lucila, una historia de amor de casi 25 años

Víctor y Lucila, una historia de amor de casi 25 años

  • El amor es como el buen vino, mientras más tiempo pase se vuelve exquisito.
  • Jamás hay que olvidarse de la pareja, los hijos crecen y se van, pero el amor a tu compañero de vida debe prevalecer siempre.

 Comunicado 105

 COATZACOALCOS; VER 14 FEBRERO DEL 2018.-  Se conocieron siendo ella muy joven. Cupido los flechó a través de los padres de Lucila y a Víctor Manuel le bastaron 8 días para saber que ella era la mujer de su vida.

DSC_5627

En este 14 de febrero, la pareja conformada por el alcalde, Víctor Manuel Carranza Rosaldo y Lucila Aguilar Manjarrez celebran no sólo el amor que prevaleció en el aire durante la ceremonia de bodas colectivas, sino también su propia historia que el 28 de agosto culminará con sus bodas de plata.

NOVIAZGO DE DOS AÑOS

El presidente municipal de Coatzacoalcos al evocar el momento que conoció a su hoy esposa sonríe ampliamente al decir que nunca pensó que el acudir a un taller motivacional le cambiaría la vida. Ahí conoció a la que tres años y medio después sería su suegra.

Estuve frecuentando a mi suegra y a mi suegro durante un año, dándole seguimiento al taller que tomamos de Crecimiento Personal. Ella siempre me platicaba de su hija y que muy pronto regresaría a Coatzacoalcos para tomarse unas vacaciones y seguir sus estudios de maestría.

Me pidió que cuando llegase la invitara a salir y le presentara jóvenes porque ella no conocía a nadie. Desde que la vi supe que sería mi esposa y a los ocho días ya era mi novia y no nos volvimos a separar. A Lucila se le olvidó la maestría, dice entre risas, mientras ella cariñosamente le pone la mano en el pecho y le susurra “Tú eres mi mejor maestría”.

Tras un noviazgo de dos años y medio, el ingeniero Víctor Carranza decide que ya es hora de “sentar cabeza” lo platica con su novia y deciden que la petición de mano sea el 28 de diciembre.

“Yo pensé que estaba bromeando. ¡Ese es el día de los inocentes¡, pero no era broma, si me pidió en matrimonio y decidimos casarnos un  28 de agosto. ¡Estamos por cumplir 25 años, nuestras bodas de Oro!, afirma una Lucila Aguilar  tan enamorada como el primer día.

SER CATOLICOS PRACTICANTES NOS HA  AYUDADO A MANTENERNOS UNIDOS

Durante la entrevista, la pareja de esposos no sueltan sus manos, cada uno observa con atención a su pareja cuando toma la palabra y acompañan sus comentarios con gestos amorosos. Afirman  y se les nota, que permanecen enamorados a pesar del transcurso del tiempo.

Hemos tenido  nuestros altibajos como todas las parejas. Hemos tenido grandes pruebas, pero para mí, el amor es como el buen vino, mientras más tiempo pase, se vuelve exquisito, dice sonriendo Lucila.

Por su parte, Víctor asegura: Jamás hay que olvidarse de la pareja, los hijos crecen y se van, pero el amor a tu compañero de vida debe prevalecer siempre.

Tras cuatro años de matrimonio y de haberse consolidado como pareja gracias a que se unieron al Círculo Familiar Cristiano como católicos practicantes que son, deciden tener hijos y fruto de su unión nacen Astrid Mariel de 20 años y Víctor Immanuel de 17 años.

A mis dos hijos los amo profundamente. Los respeto y admiro. Uno es mi maestro y mi hija es mi compañera y mi Oasis, ahora que está estudiando en la UNAM la extraño mucho pero la admiro porque con su capacidad pudo entrar a estudiar una carrera –Ingeniería Ambiental–, en la cual sólo ingresan anualmente 25 jóvenes. Ella es muy estudiosa y nos demuestra a Víctor y a mí que siempre está superándose, comenta Lucila Aguilar de Carranza.

Cuando se les pregunta que les gusta y que les disgusta el uno del otro, se voltean a ver y sonríen. Lucila admite que la desordenada es ella y que su esposo es hiper-ordenado.

¡Hasta los calcetines los pone juntos y los hace bolita para que no se le pierdan!, afirma Lucila a lo que le refuta Víctor ¡De todas maneras me los pierden! Y ambos sueltan la carcajada.

Se voltean a ver con complicidad y sonriendo agradecen la entrevista asegurando que sí habrá renovación de votos por sus 25 años de casados.  Sólo hay que esperar la fiesta el 28 de agosto.

Los comentarios están cerrados
A %d blogueros les gusta esto: